19 de febrero de 2010

Nostalgia pasagera: Kendo


Este vídeo que mi antiguo compañero de Kendo publicó en su tablón del Facebook ha sido la causa de que, por un corto periodo de tiempo, haya añorado aquellos dos añitos que pasé entrenando como kendoka, entre 2007 y 2008. Es estrés, el cansancio, la incompatibilidad con la facultad, la desgana y los malos horarios de las clases hicieron que lo dejara. Bueno, mentiría si dijese que no hay algún que otro motivo personal, pero básicamente fue eso.


La verdad, pese a que mis padres me regalaran un bogu (armadura, que por cierto, ni pedí ni me hacía falta), de momento no me veo volviendo, aunque me sienta culpable de tener todo el material ese tan caro guardado en el armario. Me he acomodado, y con motivo, a salir los viernes y levantarme tarde los sábados, algo que cuando practicaba no era capaz de hacer (entrenamientos a las 8.30 de la mañana de un sábado hacen que te levantes de mal humor). También me he acostumbrado a no dormirme en las clases de la Universidad, algo que también era frecuente allá por el 2008.

No descarto volver, pero como he dicho, no en un futuro cercano. Supone un gasto tanto físico como económico bastante alto (es un pijerío para frikis, para entendernos), aunque admito que pasé muy buenos momentos con la gente del dojo, y que con alguno que otro llegué a intimar bastante... =)


Bueno, y para terminar os dejo con un vídeo de kendo con imágenes a cámara lenta de los movimientos, algo interesante por si tenéis curiosidad por como es este tipo de arte marcial tan rara en la que yo me metí por, lo admito, haberla visto en Digimon... Soy una friki, sí, como todos los que están apuntados...
También os dejo una foto de entrenamiento sin el Do puesto, para que veáis que efectivamente, era yo ;)

Pincha aquí para ir al vídeo (no puede insertarse...¬¬)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails