23 de febrero de 2010

Subastado el primer número de Superman. El comprador, el batería de Sistem of a Down.


Se trata de un ejemplar muy difícil de encontrar y muy cotizado por los coleccionistas, ya que el número 1 de Action Comics se publicó en 1938 y, desde entonces, se cree que no han sobrevivido muchas más de 50 copias.

Fue vendido este sábado en Nueva York por 317.200 dólares (unos 245.796 euros), el precio más alto jamás pagado en subasta por una publicación de ese tipo. "Éste es el cómic más caro que se ha vendido jamás en una subasta, lo que es una gran noticia, especialmente en este contexto de recesión económica, porque denota que hay optimismo y esperanza hacia una pronta recuperación", aseguró a EFE Vincent Zurzolo, copropietario del distribuidor de cómics clásicos Metropolis Collectibles. Zurzolo fue, junto a Stephen Fishler, el director de la reñida subasta organizada a través de la "web" Comic Connect y en la que finalmente ganó John Dolmayan, batería del grupo System of a Down y propietario de Torpedo Comics. Según Zurzolo, Dolmayan compró este cotizado ejemplar de 'Action Comics' -publicado en junio de 1938 y vendido por 10 centavos de dólar- como intermediario de un cliente de su negocio de compraventa de cómics.

La existencia de este ejemplar no se conocía y su estado es excelente, por lo que el interés que ha despertado entre los aficionados al género ha sido especialmente alto y ha impulsado al alza las pujas que durante dos semanas se han aceptado a través de Comic Connent.

La publicación del primer número de 'Action Comics' se considera el nacimiento del género de los cómics de superhéroes, entre los que Supermán fue el pionero, ya que, hasta entonces, no existía ningún personaje de tebeo con habilidades sobrehumanas. Con los años, ese hombre vestido de azul y rojo también se convertiría en uno de los mayores iconos de la cultura estadounidense. "Action Comics 1 es el cómic más valioso del mundo y es muy raro que aparezca una copia desconocida", explicó Zurzolo, quien reconoció sentirse "especialmente satisfecho" con el resultado de la subasta de una de las poco más de cincuenta copias que se calcula que aún existen del cómic. Para poder pujar por encima de 25.000 dólares (19.372 euros), esta "web" requería del potencial comprador determinada información bancaria para evitar fraudes y comprobar que efectivamente se trataba de una oferta en firme. "Sin embargo, la persona que en la recta final de la subasta estuvo compitiendo con el ganador era un reputadísimo y muy serio coleccionista de cómics al que no hubo que pedir credenciales", aseguró Zurzolo, quien dijo no tener autorización para facilitar su identidad. Según los organizadores, en 1950, doce años después de que el cómic saliera al mercado, un niño de 9 años tuvo que suplicar a su padre para que le comprara una copia del número uno de esta mítica serie que había encontrado en una tienda de libros de segunda mano.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails