31 de marzo de 2010

Barrio Lejano: otra genial obra de Taniguchi


"¿Quién no ha soñado con regresar a la infancia? Es lo que le pasa a este hombre maduro, padre de familia de 48 años, que a la vuelta de un viaje de negocios, da un rodeo involuntario por su ciudad natal. Al recogerse ante la tumba de su madre, se ve proyectado al pasado, cuando era un adolescente de 14 años, sin por ello perder su manera de ser ni su experiencia de adulto. En esta situación, redescubrirá su pasado, familia y amigos, y tomando consciencia de detalles que hasta entonces le habían pasado desapercibidos. Poco a poco, a la vez que el tiempo pasa, ve acercarse la fecha fatídica en la que su padre desapareció para siempre sin dar ninguna explicación. ¿Podrá cambiar el pasado o está condenado a revivirlo, impotente? Y, ¿reencontrará algún día su vida de adulto, junto a su mujer y sus hijas?

Aunque no es tan buena como "El Almanaque de mi Padre", "Barrio Lejano", no deja de ser una historia entrañable, aunque la verdad es que se parece a la primera, pues vuelve a tratar el tema de la relación de un padre con su hijo, y vuelve a introducirse en la mente del hijo para contar la historia. Tenemos otra vez, la historia de un padre que abandona a su familia y de un hijo que poco a poco, ha hecho algo parecido con la suya propia.

Esta vez Jiro Taniguchi ahonda más en la historia de nuestro protagonista, Hirochi, quien tras un viaje de Tokio a Kyoto, se equivoca y toma el tren que le lleva al antiguo pueblo donde se crió. Allí, decide hacer tiempo hasta la salida del próximo tren y se dirige al lugar de su antigua casa, y al cementerio donde se encuentran las cenizas de la familia de su madre. Es en el cementerio donde se desmaya, para despertar al poco tiempo... con la edad de 14 años. Aún en un cuerpo de "estudiante de secundaria", Hirochi tiene la mente de un hombre de 48 años, por lo que se propone, al pasar el tiempo y no despertar del sueño, comprender la situación de sus padres y evitar que su padre abandone a la familia.

Se trata de una historia menos conmovedora que El Almanaque de mi Padre, pero por su similitud es imposible la ausencia de comparaciones. Recomiendo la adquisición de este manga, no sólo por encontrarse también editado a la occidental, sino por su calidad en el dibujo. Taniguchi tiene un estilo muy personal, similar en todas sus obras, sin embargo creo que en esta es donde mejor se puede apreciar. El manga podéis encontrarlo tanto en dos tomos, como en un tomo único, siendo esta última la opción más económica, y de hecho, la que yo tomé, al encontrármelo por casualidad en la Fnac =D

Taniguchi resultó ganador por "Barrio lejano" del premio al mejor guión en el festival de Angulema en 2003, un prestigioso certamen en torno al cómic que se celebra en Francia desde los años 70.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails