2 de marzo de 2010

Batman, La Broma Asesina: satisfacción incompleta.


Mucho me habían hablado de el cómic de Alan Moore y Brian Bolland, La Broma Asesina. Un Batman-Joker al parecer in-creíble, tanto en dibujo como en diálogo, pese a su corto número de páginas, algo que suelo agradecer después de tener dolor de brazos con Watchmen. Sin embargo, tengo que confesarlo, me ha decepcionado.

Supongo que es por el mismo hecho de magnificarlo tanto, que yo me esperaba una obra maestra, y sin embargo no la he encontrado. No les faltará razón a quienes consideran a esta historia un cacho de cómic, pero a mí, lo siento, me ha dejado incompleta. El dibujo me encanta, y con la nueva edicción hablo del dibujo a color, pero el guión y la historia en sí me parecen poco creíble y, pese a no aburrirte en algunas partes, como me pasó con From Hell y V de Vendetta, me pareció que todo lo interesante ocurría en las primeras páginas, y que salvo la historia del pasado del Joker, lo demás resultaba carente de acción, hasta llegar a un final abierto, que yo a veces suelo agradecer, pero que en este caso llega demasiado pronto.

Por otro lado, también me lo esperaba más oscuro, más sangriento, no se, más de un psicópata como el Joker. Dejar a Bárbara paralítica es fuerte, sí, pero el modo en el que ocurre se me antoja más un accidente que la propia voluntad del "payaso". A mí, que me encantan las historias de asesinos psicópatas y criminales en serie, este Joker se me antoja un buenazo, un buenazo que mata con una chincheta y que lo único más vil que hace es tomar fotos de la hija del comisario desnuda. Lo dicho, en mi ranking de psicópatas el Joker es un mero chaval incomprendido, vamos.


Lo mejor del cómic, en mi opinión, lo que he dicho antes: el dibujo y la historia del pasado del Joker. Lo peor, el final tan cortante que tiene. El resultado general gusta a la mayoría, pero creo que en este caso también entra en la opinión del resto de personas que no soy yo, que es una obra de Moore, a quien no se me ocurre quitarle ni un ápice de su magestría en Watchmen, pero que en esta ocasión me ha defraudado.

1 comentarios:

Drerhu dijo...

La verdad que no opino igual que tu Ruk, cuanto menos en tachar a este Joker de "un niño incomprendido", es el culmen de la locura y el humor negro.

Sinceramente, quisiera o no dejar paralitica a Barbara Gordon, lo unico que queria era llevar al maximo tormento al bueno del comisario, como un juego sin más, sin sentir ni pena ni empatía por el daño que causaba. Desde luego, para la historia del Joker en Batman (así como de los personajes como Barbara,etc) esto fue un punto y aparte: nadie hace algo asi como una simple "broma" como el Joker de los 50 Ruk...

En cuanto al final abierto, talmente no se sabe que ocurre salvo que las sombras de Batman y el Joker se hacen una, lo cual puede significar de todo.

He leido tu entrada de Arkham Asylum (comic que tambien he leido) y la verdad,no coincido en que sea mucho mejor a The Killing Joke, resaltaria la historia del asilo asi como la forma de cura y decisiones tomadas por Dos Caras...pero si tenemos que buscar un Joker caritativo y afable, tenemos el de esa obra.

:) ambos son buenos comics,hay que decirlo

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails