7 de abril de 2010

Están dispuestos a dar la vida

Los cubanos por su libertad, me refiero.

Protégete de los vacilantes,
porque un día sabrán lo que no quieren.
Protégete de los balbucientes,
de Juan-el-gago, Pedro-el-mudo,
porque descubrirán un día su voz fuerte.
Protégete de los tímidos y los apabullados,
porque un día dejarán de ponerse en pie cuando entres.


Fragmento del artículo de El País: "Cuba, final del juego".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails