26 de julio de 2010

Aventura en Lleida: Un sinfín de experiencias.


Sí, se que me he comido con papas las últimas anécdotas de mi aventura en Lleida, pero como (me) suele pasar, cuanto menos tiempo queda para las despedidas, menos ganas tengo de volver. Además no me acordaba del calor de Sevilla, al que por cierto no he añorado en absoluto.

Añoranza... podríamos decir que tengo añoranza de Lleida y de ese pequeñito pueblo llamado San Llorenç de Montgai que tantos problemas me dio a la llegada y tantos buenos recuerdos me ha metido en el bolsillo. Me llevaría mucho tiempo citar aquí a todas las personas que han hecho de estas tres semanas un recuerdo imborrable. Pero como ahora mismo, tiempo es precisamente lo que tengo, voy a tomarme ese gusto. Gracias en primer lugar a Rafa y Jorge, los directores de la excavación, a Silvia y a Sofía, por recogerme de en medio de la nada y por darme un mote tan divertido (siempre había querido que me pusieran un mote). Gracias a Jeza por la buena música, los paseos en piragua por el Segre, la talla de sílex y los collares de conchas. Gracias a Eva, Pablo, Pedro, Alicia, Paz, Yasmina, María (la gallega), a Tosa, a Aitor, a Xabi, a Javi, a la otra María, a Nodsomi y a muchos que me dejo por ahí por los buenos momentos, los momentazos, los disfraces, las anécdotas, las desapariciones, los "mmmm no" y los "oh Dios mío", gracias de verdad.



Y recordad:

"Pieza que no remonta, caracola"

No es un Adeu, ¡es un hasta pronto! ¡Como me de la picá me vuelvo en Agosto para la de Abric Pizarro!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails