22 de abril de 2011

Estoy HARTA



Normalmente, como suelo pasar más tiempo en la calle, viendo cofradías, en Placentines, en el Rectorado, en la Plaza de la Alianza o en el Arco del Postigo, no suelo tener que soportar tantas críticas sin fundamento y tantas opiniones despectivas hacia mi fiesta favorita por personas que se creen en posesión de la verdad más absoluta y no ven más allá de su propia ignorancia.

No, lo peor de todo es que las críticas vienen por parte de gente que no ha visto una cofradía en la vida, y mucho menos con mente abierta y dejándose cautivar por los sentidos. Una cofradía no es sólo santiguarse y pedir caramelos. Y si eso es lo que pensáis, entonces es que no lo comprenderéis nunca, porque no lo queréis comprender.

Como dice un buen amigo, cualquier explicación que yo intente razonar, cualquier intento de hacer comprender, será en vano porque siempre seré yo la que esté equivocada. Parece que mirar al futuro tiene que implicar criticar todas nuestras tradiciones y considerarlas inútiles. Ahora bien, tal como dije en la nota de la entrada anterior, si esto mismo lo hace un país admirado profundamente por muchos, como es Japón, entonces es digno de elogio. Aunque esas tradiciones sean que la mujer se dedique a casarse y tener hijos o que los hombres puedan meterle mano a las mujeres sin ser multados.

Hay imagenería barroca en Sevilla desde el siglo XIV (o sea, que es incluso gótica), y que a día de hoy, en el siglo XXI siguen utilizándose para lo que fueron creadas, como imágenes procesionales. Pues incluso este argumento es desterrado con un "que lo pongan en un museo". Pobres incultos, y pobre de mí, que estoy harta de decir que para comprender una pieza de arte debe observarse en su contexto. ¿Qué sentido tiene ver un retablo en un museo? ¿Qué sentido tiene ver un templo egipcio en un museo? No puedes entender nada del momento en el que se decidió realizar ni el porqué de esta realización.

Pues en lugar de elogiar el hecho de que en la Semana Santa Sevillana las obras sigan saliendo a la calle, la gente, empleando eso de "el ser progre" que de hecho, tiene menos que ver con pensar y más con el de criticar todo lo que no gusta por "facha", despotrica en contra de las procesiones, no porque no le gusten, que lo puedo entender, sino porque directamente deberían eliminarse. La Capilla Sixtina de Miguel Ángel es arte sacro y nadie discute su valor, parece que con lo propio no pasa lo mismo. Montañés, Juan de Mesa, Salzillo... lo siento chicos, supongo que nadie es profeta en su tierra.

Y luego, los argumentos de que "es que da miedo", "es que es un espectáculo tenebroso", que si los cirios, que si los antifaces, que si se parece al Ku Klux Klan (por cierto, cuyo origen es MUY posterior al de la Pascua...) Si la gente leyera más libros de Historia y menos revistas pseudocientíficas sabría que la Semana Santa y el barroco andaluz surgen como expresión cumbre del movimiento de Contrarreforma contra el Luteranismo, y que lo que se pretende es convertir a la población por medio de la idea del sacrificio de Cristo y el sobrecogimiento. De ahí el juego de la música, la luz de las velas, el incienso y los golpes del llamador. Y yo, que soy atea desde hace tiempo, he de admitir que en el siglo XVII les tuvo que salir de perlas la idea, porque cuando estás ahí no puedes sino sentir que el culto de la Semana Santa, como el de cualquier religión, tiene algo de místico, algo de espiritual.

Y si crees, te emocionas, y si no, también. La Semana Santa es sólo una semana al año, pero es tradición. En esa semana repites costumbres todos los años, desde la ingesta de torrijas hasta el tradicional sitio de visionado de procesiones. Y cuando alguien falta a esa tradición, piensas en él, y cuando las cosas cambian, como cambian todos los años, piensas que al menos, siempre te quedará ese rincón bajo el azulejo del costalero de Las Aguas, incluso en días en los que como hoy, las aguas son de otro tipo.

Ante todo, respeto. Para todos.

13 comentarios:

Desde el respeto dijo...

Buenas, me gustaria señalar un par de cosas.
Primero, hay tanta gente que despotrica contra la semana santa con argumentos sin sentido como gente que la defiende bajo el unico argumento de "a mi virgen no la quita nadie"

Y luego, en tu entrada has puesto "no da miedo" y luego has dicho "sconvertir a la población por medio de la idea del sacrificio de Cristo y el sobrecogimiento". Eres consciente de que "sobrecogimiento" y "miedo" son practicamente sinonimos?
Lo malo de la semana santa es que deja anulado el centro de la ciudad, simplemente. El problema es que es una celebracion que para llevarla a cabo tal como se conoce ahora, hay que dejar sin centro de la ciudad a todo el resto de la poblacion. El trafico sufre muchisimo estos dias, hay gente que tiene que salir de su casa con horas de antelacion para llegar al trabajo (hay quien trabaja por las tardes o de noche).

La semana santa es muy bonita, eso es innegable, pero podria trasladarse a otras zonas de la ciudad donde no hubiese que cortar el trafico de media sevilla.

Ademas existe otro problema, la gente se altera en estas fechas, pero es que en sevilla la semana santa dura todo el año. No pasa un mes sin que salga una procesion de una iglesia a otra por una tradicion o por otra. Este año, en Agosto o Septiembre, la macarena salio porque tenian que hacer una procesion por la santificacion de una mujer, y en el trayecto, cortaron la SE-30 en torno al puente del alamillo y torneo, desde las 7 de la tarde hasta altas horas de la noche. El atasco era de kilometros.

La gente deberia buscar una manera de disfrutar de sus tradiciones sin tener que cortar la ciudad para el resto de la gente que no tiene porque verse en un atasco de hora y media por ir a su trabajo.

No creo que les cueste tanto trabajo crear todo el atrezzo y hacer la semana santa igual de bonita visualmente en el real de la feria o en el charco de la pava. (si, en el fondo sabrias que esa facahda por la que pasa es atrezzo, y no real, pero de verdad importa tanto? a tus sentidos no habra diferencia)

nicolas dijo...

Al comentario anterior:

Es impensable lo que comenta. Lo fundamental de la semana santa es la peregrinación de las procesiones hasta la Catedral de Sevilla. Si se trasladaran éstas hasta el charco de la pava o el real de la feria, como comentas, ¿Cómo accederían a la Catedral?

Las procesiones no pasan por el centro de Sevilla por gusto y, así, poder aglutinar a todo aquel que quiera acceder a ellas. No. Recorren el centro de Sevilla porque es el lugar en el que se encuentra la Santa Iglesia Catedral de nuestra hermosa ciudad. Y es el lugar al que deben asistir para completar su peregrinación.

Todo lo que comenta de que es molesto acudir a ciertos lugares de la ciudad en esta semana puede ser cierto, depende del punto de vista. Pero creo que con lo que le comento comprenderá que es imposible lo que plantea. Si encuentra el modo de acceder a la Catedral sin pasar por el centro de Sevilla, hágaselo saber al alcalde de turno y al consejo de cofradías, seguro le atenderán gustosamente.

Desde el respeto dijo...

Pero ahi ya has metido motivaciones religiosas. Admito el valor cultural, la belleza artistica y el esfuerzo de la gente, pero no creo que ese valor pseudo religioso (porque, como bien dice en la entrada, hay mucha gente que participa en la semana santa y no es creyente) no creo que sea motivo para cortar el acceso al centro.
se puede hacer una portada de catedral igual que se hace una portada de feria, y que el recorrido sea hasta alli desde el otro extremo o dando una vuelta, que la feria es ancha

Leyre dijo...

Mira, yo vivo en Valladolid, y estoy de acuerdo con lo que dices. La gente por aquí se queja de que se corta el centro, no funcionan bien los autobuses, es imposible pasar... Y no les convences ni aunque les digas que la Semana Santa ayuda al comercio y a la economía de la ciudad con los turistas.
Te entiendo, y entiendo que jode ver como se meten con algo que te apasiona. Porque llevo dos días horrorosos discutiendo con mis amigos y las personas a las que más quiero.

Rukia dijo...

Antes de nada daros las gracias a los cuatro comentarios (y si no me equivoco, tres personas), por tomaros la molestia de, con mucho respeto, exponer vuestras opiniones. Por triste que resulte, el respeto es algo que últimamente se echa de menos.

Al primer comentario, decidle que entiendo perfectamente lo que suponen los cortes de tráfico. Precisamente yo vivo en Los Remedios, así que, te lo digo un poco con ironía, pero por favor, no me traigas otra semana como la feria. Te quejas de los cortes de tráfico, pero lo cierto es que el centro de Sevilla ya es, afortunadamente, peatonal en la mayoría de las zonas, así que aunque indudablemente hay cortes de tráfico, estos se dan cuando procesionan hermandades que vienen de barrios más lejanos. Como te dije antes, vivo en Los Remedios, y durante la semana de Feria, los cortes de tráfico en esta zona van desde las 12 de la mañana hasta las 6 de la madrugada. Por si fuera poco, al tratarse de una festividad mucho menos seria que la Semana Santa, aquí el ruido y la basura están mucho más presentes, con el agravante de que como no es el casco histórico de la ciudad, los servicios de limpieza tardan bastante más en hacer efecto. Por eso te digo, el pedir que se traslade a otro espacio, como el Real de la Feria o el Charco de la Pava es sólo trasladarle el muerto a otro(las partes negativas, que las hay).
Segundo punto. Propones la idea de recrear el ambiente del centro de Sevilla en Semana Santa en otro lugar, pero personalmente, la Semana Santa resulta bonita visualmente porque se realiza en una zona bonita de la ciudad. Como ejemplo te pondré que, con todo el respeto para quien le guste, la cofradía de Las Cigarreras, de mi barrio precisamente, no resulta bonita hasta que coge el puente. Salir de la fábrica de tabacos, con todo lleno de coches y carteles de neón es horrendo. Aparte, si reconoces el interés histórico-cultural de la Semana Santa, entenderás que tiene sentido que las hermandades salgan de sus iglesias y se dirijan a la Catedral, la original, obviamente. Como he dicho, no soy religiosa, pero evidentemente la Semana Santa es una fiesta católica y los hermanos que procesionan lo hacen como penitencia o peregrinación. Dentro de la catedral y durante el camino se reza. Hay que contar con creyentes que forman parte del rito, que afortunadamente los hay, y muchos.
Ante todo, quiero resaltar una cosa: como cualquier festejo, desde la Semana Santa, hasta la Feria, un concierto de Rock, una maratón, o la reunión del Parlamento Europeo, resulta molesto y ocasiona un caos en el tráfico que evidentemente, afecta a quienes les toca la mala suerte de sufrirlo al lado (o buena suerte, que algunos mataríamos por un balcón en la Avenida de la Constitución). Pero por favor, no seamos exagerados ni quisquillosos, la Semana Santa es sólo una semana al año, 7 días de un global de 365. Creo que todos podemos hacer un esfuerzo, aunque sea por el atractivo turístico y la finalidad económica.
Ah, y por último: “Sobrecoger: sorprenderse, intimidarse”. Evidentemente que algunas cosas de la Semana Santa pueden llegar a dar miedo, pero por eso en algún momento pasado los nazarenos empezaron a dar caramelos a los niños… Hay muchas formas de sobrecogerse, la mía es llorar como una Magdalena ante la Virgen del Patrocinio en el Arco del Postigo…
Un saludo a todos, y perdón por la larga extensión en la respuesta.

Z. Alekai dijo...

Buenos Días,

he leído con mucho interés tu articulo sobre la semana santa y he intentado comprender tu opinión, y sin querer pecar de lo que dice un buen amigo tuyo ( cualquier explicación que yo intente razonar, cualquier intento de hacer comprender, será en vano porque siempre seré yo la que esté equivocada), me gustaría contestar lo que según mi opinión me ha hecho ver tu articulo.

Hay varios punto interesante y contradictorio en todo esto, pero es algo que se puede perdonar pues creo que escribiste esto movida por la rabia que te produce todos estos tipos que te han tocado, y perdona por la expresión, los cojones días si y día también con la semana santa. Se como se siente uno cuando le toca los huevos, yo suelo escribir también mucho con ese espíritu impulsivo y agresivo cuando me hacen lo mismo.

Aunque todo lo que has puesto es movido por el corazón, se ve esa agresividad y me sentí atacado leyéndolo, y mas si uno no es de tu misma opinión.

Después de esta introducción ( que nadie me ha pedido), paso a dar mi punto de vista punto a punto sobre tu articulo:

Z. Alekai dijo...

Ahora mismo me apetece empezar por el final, cuando dices , “Gente que admira a Japón por ser un país que mantiene sus tradiciones y luego critica con dureza el patrimonio histórico-cultural que es la Semana Santa, con más de cuatro siglos de Antigüedad. Un patrimonio único y nuestro”

Bueno, aquí pecas de saberlo todo, ¿Te has parado a preguntarle a esa gente que conocen realmente de Japón? No creo que le guste Japón solo por ser Japón, seguramente conozcan muchísimo de la cultura japonesa, han leído mucho, han visto sus obras de arte, han estudiado su filosofía, incluso habrá tradiciones japonesas que no aceptaran, ni respetaran, como pasa con España. Sus palabras no le dan el valor que se merecen esas personas, lo generalizas sin importar sus sentimientos o sus gustos, cuando puede que ellos le dediquen tanto o mas tiempo que usted al estudio de la cultura o historia japonesa. Tal vez si en vez de Japón hubiese mencionado que no entiende como hay gente que le guste Monet cuando tenemos a Goya.... ¿y que mas da?, cada cual le gusta lo que le gusta y no hay que quitarle valor por eso a las personas y si las criticas a las Semana Santa son bien argumentadas, tampoco debe ser motivo de desprecio hacia esas personas.

Termina el articulo con una frase que se contradice con una dicha anteriormente por usted: “Pues nada, siempre habrá incultos. ¡Cuánta falta hace la Historia y que poca importancia se le da!” con esta,
“Ante todo, respeto. Para todos” Y bueno, no voy a entrar a comentar sus palabras de la cultura japonesa , porque estoy seguro que no lo escribiste con mala intención, pero bueno, quizás deberías suprimirlas si te apetece , porque si lo vuelves a leer te darás cuenta que no es así y que peco de ignorancia.

Z. Alekai dijo...

Sigamos leyendo el post y llegamos a un punto muy interesante y que no te falta razón, aunque para mi gusto es un argumento que también cojea. Me refiero por su puesto a esto, “Pobres incultos, y pobre de mí, que estoy harta de decir que para comprender una pieza de arte debe observarse en su contexto. ¿Qué sentido tiene ver un retablo en un museo? ¿Qué sentido tiene ver un templo egipcio en un museo? No puedes entender nada del momento en el que se decidió realizar ni el porqué de esta realización”

Tiene mucha razón, pues no es lo mismo leer a Shakespeare que ver sus obras en el teatro, obvio que una obra teatral no te trasmite lo mismo si la ves con buenos actores y escenografías y no en tu casa leyéndola. Pero tiene dos punto en lo que no te doy la razón:

1º- Sí realmente piensas eso, supongo que le parecerá un sacrilegio visitar las pirámides ( construida como tumba y no como museo) , las necrópolis romanas, turdetanas, tartessas …... que se encuentra por toda nuestra geografía, ( son tumba, se hicieron para enterrar gente no para saquearlas y poner las cosas en museos), la pirámide de México seguro es mas impresionante si se ve con un río de sangre bajando sus escalones después de un sacrificio.... Como ves, decir que esto esta hecho para esto no es excusa para que le demos el uso que mas nos convenga.... y como arqueóloga e historiadora que eres, precisamente usted es la primera en no darle el uso a las cosas que se supone que había que darle...

2º- Dices que eres atea y te gusta la semana santa porque despierta en ti mucho sentimiento, pues bien, tampoco usted ve la semana santa en todo su contexto, pues no puede defenderla con ese argumento, si no ves esas obras con el sentimiento cristiano, sabiendo lo que significa, siendo cristiana, escuchar la palabra, entenderla y vivir con ella, realmente tu apreciación del momento no es la que se supone que debería ser según tus mismas palabras, es como ir a la opera y no sentirla, si, has visto una opera con todo su montaje, pero te falta lo mas importante..... Pues te recomiendo no usar ese argumento en defensa, y mas si tu misma no lo pones en platica


También esta tu mención de la contrarreforma, por Dios, ¿de verdad quiere que te argumente en que fallas? ¿Vas a defender algo tirando piedra en tu tejado? España ha vivido dos contrarreformas, y las dos promovida por la iglesia, y las dos han destrozado España. La mencionada por usted, y la dictadura de Franco... No comentare mas sobre este asunto.

A mi lo de ser atea y gustarle la semana santa es tan contradictorio como el ser vegetariano ( porque no quiere que maten animales) e ir a todas las corridas de toros ( solo porque se supone que es arte)

Y ahora si que termino, esto es la ultima te lo juro: Llamas inculto y que no leen ni sabe historia a los que atacan la semana santa, por Dios....... De nuevo no voy a dar una opinión que pueda terminar en pelea...

Un cordial saludo.

P.D :si te ofendí con todo mi comentario, puedes mandarme un e-mail y no volveré a escribirle, un saludo, besos

Z. Alekai dijo...

que royo he tenido que cortar mi comentario en 3 partes, espero que si decides publicarlo, lo publiques en orden de lectura para que no sea un lio al leerlo. ( este no es necesario que lo publiques solo era para decirtelo XDDD)

Rukia dijo...

Hola Z. Zalekai.

En primer lugar, claro que publico tu comentario. Al principio pensé que era SPAM al ver cuatro comentarios de la misma persona en la misma entrada, pero después del tiempo que te has tomado para escribirme, creo que lo menos que puedo hacer es publicarlo, aunque no coincida con ninguna de tus opiniones. No tengo tiempo para pararme punto por punto en cada uno de los argumentos, de todas formas, no he cambiado de opinión con respecto a la entrada. Sí te diré que precisamente porque no podemos ver todos los restos históricos como fueron, bien porque no se conserven o bien porque las tradiciones sean incompatibles con el momento en el que vivimos (no, no es posible recrear peleas de gladiadores por mucho Coliseo que tengamos), el hecho de que con la S. Santa eso sí se pueda le da aún más valor. Segundo, el ejemplo de Japón es eso, un ejemplo, pero además, extraído de la vida real. Tengo muchos amigos a los que podría meter en el saco de que les gusta Japón (como a mí, es un país y una cultura que me encantan, y ojo, digo admiran, porque seguramente tampoco sepan demasiado de su cultura y sus tradiciones) y sin embargo no valoran tanto lo patrio. Con respecto a lo de ser atea, pues tienes razón, quizás me pierda parte de su significado, pero creo que eso no le resta mérito a lo que hago, es decir, intentar comprender (de ahí la explicación de la Contrarreforma) y gustarme una fiesta que a priori, si fuese un borrego como una gran parte de la población, debería criticar.

Para acabar, eso del borreguismo está relacionado con lo de no saber Historia. Y en esto no hace falta que argumente nada, estoy harta de verlo todos los días.

Al final sí que he acabado enrollándome, perdona. Un saludo.

Z. Alekai dijo...

definir borreguismo como alguien que no sabe historia o no le interesa lo suficiente es mucho definir, obvio que a ti te gusta la historia ya que es tu profesión, pero llamar borrego a un matemático, físico, escritor... solo porque no le interese la historia.....

No voy a entrar en el tema de tus amigos, pero tus amigos no es la población total del planeta que le gusta la cultura japonesa y desprecian algunas tradiciones española ( en mi caso los toros), a mi me gusta y por ahora no somos amigos XDDD, pues esa hipótesis no puede ser valida ni argumentada científicamente ni filosóficamente. Generalizar nunca ha sido bueno para nadie...

Claro que no te quita merito intentar comprender esa tradición con todo su significado XDD.

Por ultimo decir que tener opiniones diferente es lo que hace una conversación interesante y que a mi tampoco me interesa la historia, prefiero la protohistoria, soy un friki de tarshi y solo leo y estudio sobre tartesso.

Un saludo!

Rukia dijo...

No defino borreguismo como alguien que no sabe la Historia, sólamente digo que están relacionados. El principal motivo de esto es que la gente tiende a ver el mundo en blanco y negro, cuando es una inmensa tonalidad de grises. La Historia te da la capacidad de ver esos grises, si estás dispuesto (anda que no hay borregos en mi carrera también).

Por otro lado, simplemente decirte que soy más parecida a ti de lo que crees. Me encanta la cultura japonesa, y también soy antitaurina. Como te he dicho, hay tradiciones acordes con nuestro tiempo y otras que no.

Ah, y mi especialidad dentro de la Historia es la Prehistoria-Protohistoria y también la Historia Antigua. De entre todo, me encanta Grecia en especial xD. Enhorabuena por tu interés en Tartessos, yo ando un poco quemada porque en las universidades se es muy localista y se tiende a estudiar demasiado lo patrio.

Un saludo y nuevamente gracias por comentar.

Z. Alekai dijo...

I love protohistoria y la edad oscura!!! que leche ocurriría con los pueblos del mar? cuanta buenas historias se han perdido en la historia!! Esta bien que se sea un pelin localista, ya que a los pobrecitos tartessos lo han tenido olvidado tantos años (T_T) En la semana de feria me fui a Setefilla a ver las tumbas de allí, alucinante!!! no la encontré XDDD, en el fondo es bueno, significa que esta protegida para los cazatesoros!! pero me hubiese encantado verla. Suelo escribir mi diario con letras tartessica e incluso escribo a mi hermana o a mi madre usando esa letra, soy un autentico loco de tarshis XDD, mi sueño?- encontrar una piedra roseta del tartesso!!!

un saludo!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails